sábado, 4 de diciembre de 2010

Los anónimos de Internet

Ilustración linkeada de http://www.whathidemyipaddress.com

Es probable que una característica nacional muy particular sea el gusto por lo anónimo. Seres sin identidad fueron los que mataron a Gaitán y Alvaro Gómez. Humanos sin rostro son los corruptos y ahora desconocidos son los que gustan practicar la agresión en las re
des.


Durante dos años que he estado en Twitter he visto gran cantidad de acciones anónimas en mi contra y en contra de otras personas. Casi a diario me tengo que aguantar insultos de este tenor: “le voy a llenar la jeta de moscas”, “usted es un vago hijueputa”, “métase sus comentarios por el orto”, etc, etc.

Y sí, esto es muy normal en las redes colombianas. Es lo que tenemos. Sólo basta recordar al columnista Daniel Samper quien nunca más permitió comentarios en sus columnas de El Tiempo precisamente por esto: la caterva de gamines que, generalmente usan el anonimato, para decir cualquier pendejada sin sentido ni argumento.

Hasta acá todo normal. Así somos y creo que nadie va a cambiar esto. Sin embargo es absolutamente sorprendente que una publicación, un medio de comunicación, legalmente constituido guste, medite y publique información que nace precisamente de los seres anónimos de Internet.
Es el caso de la publicación Cartel Urbano, quien quizas en su afán de aparecer en el espectro virtual, hizo eco de una serie de premios a los peor de Twitter que precisamente son creados para burlarse y quizas hasta difamar ( en el sentido estricto del término legal) de quienes usan esta red. "Un grupo de twitteros hizo una serie de premios...", aclara la publicación. Es decir, seres anónimos, como el escritor de la nota que hace pública y gusta de lo anónimo.

En primera instancia nada más idiota que un premio a lo malo en Twitter. Por una sencilla razón: la herramienta está diseñada para dejar de leer lo que a uno no le gusta ni le interesa o le parece hediondo o detestable. ¿qué sentido tiene hacer unos premios de algo que uno puede dejar de ver?, el único sentido es la burla y difamación y hacer parte de la caterva de seres que no piensan y que son llevados por su ánimo natural de creerse los malos del paseo.

Ojalá me los gane, mi más grande sueño es ganar todos los premios en los que participe a ver si por fin me gano algo.

Ahora bien, hablando estrictamente de comunicación es evidente que aún no existe un modelo de negocio para los medios de comunicación en Internet. No conozco el primero en Colombia que sea autosuficiente por su presencia en las redes y creo que hará falta mucho tiempo para que esto suceda.

Centrado en el caso de la publicación Cartel Urbano las marcas que pautan deberían pensar sobre el valor que le puede dar a sus compañías que una publicación haga eco, y valore como positivo y digno de publicación, esta serie de virtual-vandalismo.

¿será bueno o malo qué seres anónimos aún escriban dentro de portales que en parte viven de la pauta en Internet?. Por simple lógica no creo. Es poco probable que Adidas, Pepsi o Telefónica, por ejemplo, quisieran relacionarse con vandalismo y difamación.

Y no solo esto, deja mucho que pensar sobre la calidad de una publicación que ni siquiera consulta las fuentes involucradas en un tema que será publicado y que se hará publico.

De mi se podrá decir lo que se quiera y cómo lo quieran hacer pero ojalá se haga dentro de los límites de la calidad periodística y no de las geniales ideas de seres anónimos de Internet.

Es bueno recordarle a la revista Cartel urbano que el periodismo, como regla académica y simple lógica, obliga a consultar las fuentes involucradas en la publicación de un producto. Si no lo hace se convertirá en el chisme de la esquina. Esa es la diferencia entre alguien que pasa por la academia y el que no.

Lo que más me gusta de Internet es la libertad de decir lo que uno quiera decir cuando se le dé la gana de decirlo. Basado en esto he publicado más de 79 mil tweets. Sin duda muchos de ellos no gustan y tampoco tienen porque gustarle a las personas. Otros hacen reir y yo me río cuando los publico. Publico lo que quiero porque es mi espacio, el espacio que muchas veces no he podido tener en los grandes medios.

Varias veces he pensado: ¿por qué carajos me tengo que aguantar esta serie de insultos todos los santos dias? ¿no será mejor cerrar esa vaina y dejar de leer semejantes estupideces?. Desafortunadamente o afortunadamente estudié comunicación social y para mi fortuna la presencia en las redes me ha permitido trabajar en diferentes ámbitos.

Este año, por primera vez, me pagaron por la administración de un blog y la presencia de un experimento de comunicación en redes. Y me pagaron un salario más decente que el promedio generalizado de los medios masivos de comunicación. Es decir, salirme o dejar de estar presente reduciría mis posibilidades de aprovechar estas oportunidades que ofrece Internet y que el vandalismo no se puede tirar.

Mi actitud en Internet es clara nunca debo pasar los límites legales ni convertirme en un ser anónimo que use Internet para publicar frustraciones o chismes de vecindad mexicana. Internet en Colombia no puede convertirse en una selva donde no existan reglas básicas de comportamiento.

Por mi parte esperaré al próximo 'Choco -loco' que sobrepase los límites legales y con el aburrimiento que me produce me tocará ir a una URI a entablar acciones a ver qué pasa. A ver si el sistema legal colombiano hace cumplir los códigos que en cuanto a la infamia y la calumnia están escritos.


Tres joyas más finales:

  • Han llegado a tal punto de publicar cosas tales como que una famosa twittera me hace favores sexuales.
  • Se meten a mi facebook a robar fotos que luego suben a Internet para burlarse de mi.
  • Solo falta que en la calle me den en la jeta.
  • Estos son los seres anónimos de Internet. Increíble que una publicación que parece sería haga eco de esto.

#boring.

15 comentarios:

Daniel alejandro dijo...

lo que falta es que nos den en la jeta, muy bien dicho

Luis Velez dijo...

te puedo decir que las acciones legales encontra de la infamia o calumnia son inutiles yo lo hize y me dijo la fiscal quien lo manda a tener facebook, para que da papaya

Julián Ortega Martínez dijo...

Anoche los asquerosos del peor periódico de Hispanoamérica también estaban haciéndoles barra a los 'galardones' en Twitter.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo. hay que difundir este artículo.

maggie mae dijo...

qué pereza eso!! si de algo sirve a mí me parecés divertidísimo en twitter.

adrianitaca dijo...

totalmente de acuerdo contigo, si son tan inteligentes supuestamente, tan vivos, pues digan quienes son, que irrespeto que "medios" como este acoliten estas agresiones.

DiarioNocturno dijo...

Ya que somos los pequeñoburgueses de la era digital, como nos nombró a usted y a mí un twitero hace un rato, ¿qué diferencia encuentra usted entre las acciones de un troll y las de Wikileaks?

@andreincolombia dijo...

Lamentablemente para el común de la gente es más facil criticar o destruir que practicar aquel concepto menospresiado de la creatividad.
Opino que son una partida de personajes sin identidad propia ni personal ni mucho menos pública que encuentran en el -anonimato- la unica manera de arsen a conocer y hacer parte de el resto de la humanidad.

knil dijo...

Con lo de los premios pues no hay más que tomárselos con humor. Como vos decís, todos podemos escribir lo que queramos y siempre habrá gente así, por lo tanto hay cosas que no se pueden tomar a pecho.

Ahora, con las difamaciones e insultos sí estoy de acuerdo con vos, aunque irse no es una opción y lo de la ley.. estás en Colombia, ya conozco alguien que intentó hacer algo y se le burlaron (los imponentes de la ley).

Todos somos criticables, el hecho es tomar sólo las críticas que sirven.

Saludos y ánimo, que tenés apoyo.

Lizeth dijo...

Sólo hay algo en lo que disiento:

Para mí el asunto no es que se organicen o no los premios a lo peor de Twitter. Me resulta válido, tal y como se organizan otros a lo mejor. Lo problemático del asunto reside, por un lado, en el anonimato; por el otro, en los términos de la convocatoria; y, finalmente, en que un medio de comunicación que se dice y supone serio haga eco de una iniciativa dada en esos términos.

El argumento del unfollow no me resulta contundente para explicar el por qué no unos premios a lo peor. Dentro de los gustos y disgustos, uno podría seguir a alguien con el que está en desacuerdo y discutir el contenido de sus tweets. Cosa distinta, por ejemplo, quejarse de lo que "es" como persona y hacer afirmaciones a ese respecto. En eso, claramente, falla la publicación "Cartel Urbano". Un artículo periodístico de calidad debe contrastar fuentes y presentar información más allá de las apreciaciones o juicios personales aunque la objetividad en sí misma sea una real pendejada. En eso, querido, y tal como lo hemos hablado infinidad de veces, estamos muy de acuerdo.

En general, buen texto.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

tienes mucha razon, en estos medios ya no hay ni el mas minimo rastro de decencia por ejemplo paginas como formspring o paginas en facebook para difamar el buen nombre de una persona.
realmente lo k hace falta es cultura!

claudia sandoval

CHERRY dijo...

Me encanta esta entrada porque desde hace mucho he tenido que 'torear' esos famosos anónimos de internet, gente que no sólo me ha insultado y difamado si no que hasta se ha atrevido a fraguar planes para golpearme.

Personalmente lo tomo con jocosidad porque es divertido ver como la gente puede llegar a desesperarse con la vida ajena, pero he tenido también que amenazar con entablar acciones legales.

En páginas como Formspring.me uno no puede quejarse de los anónimos porque está autorizando a recibirlos así que el descontento sería estúpido, pero el ''cyberbulling'' en sites como Twitter y Blogger es realmente triste y patético; no entiendo cómo alguien puede sentirse un troll insultando en la web, el bullying es para hacerlo en vivo, no detrás de una pantalla, hay mucho cobarde por ahí definitivamente..

En cuanto a los premios mi opinión es dura, no deberían haber premios ni a lo bueno ni a lo malo porque es UNA RIDICULEZ HECHA POR GENTE TONTA PARA ADULARSE A SI MISMOS Y BAJARLE POPULARIDAD A LOS DEMÁS, como si esto fuera un reinado de feria, necesitan o madurar o tener sexo.FIN.


PD: Yo si me rio mucho con tus tweets<3

José Daniel Correa dijo...

Interesante me pareció ver muchos twitteros, que ayer salieron con la frente en alto a decir, con improperios, que no todos son anónimos y blablabla; o sea que ya leyeron tu blog. ¿Qué podemos concluir, entonces, sino que quienes te difaman, son al tiempo tus más fieles seguidores? Como lector, prefiero mil veces seguir a una persona con criterio y buen humor, que a esos que, tras la fachada de un avatar, engañan a sus "adeptos". Por ej: El fulano @nikoarrieta ese, se las da de muy "maligno", "metalero" y "lleno de odio"... Y basta con ver uno de sus videitos de "este show apesta" en youtube, para darse cuenta de que es un pobre culicagadito wannabe con ínfulas de divo, que realmente sí apesta. En todo caso, camilo, la idea no es caer tampoco en el juego de ellos (aunque bien merecido lo tendrían), sino tratar de que esos comentarios no te afecten. Si algo está claro, es que tú sí tienes mucho que compartir; ésos, por el contrario, se limitan a generar controversia disfrazando quizás, la envidia que no los deja tranquilos. Para finalizar, quiero agregar que a mí sí me gusta tu estilo, es mejor reir que burlarse. Y cuando sientas que debes acercarte a las autoridades, no dudes en hacerlo, no siempre podemos dejarnos llevar por experiencias ajenas. Suerte y felicidades por tu blog.

jorge dijo...

Bueno sería que no quede la sensación de que ese premio que registramos en cartelurbano.com fue idea nuestra. Ya quisiéramos haber sido nosotros los creadores de semejante chispazo creativo.

El autor de la entrada, que sospecho no se ruboriza cuando afirma que "el periodismo" es "una regla académica y simple lógica", no está bien informado cuando insinúa que falta mucho trecho antes de que páginas web como esta sean viables financieramente. El portal del que hace referencia en términos despectivos ya es viable.

Jorge Pinzón Salas
Director-Cartel Urbano

Camilo García dijo...

Que bueno saber de la mano de un ser no anónimo como Jorge Pinzón Salas,director de Cartel Urbano, que su negocio va viento en popa. Sin embargo, eso no es lo que se discute acá.

Lo que se critica es cómo una publicación seria como, parece ser la publicación que dirige, permite, gusta, edita, piensa, contempla como positiva y publica artículos anónimos.

La sensación que queda se la ganaron ustedes al festejar y calificar de "chipazos creativos" eventos de seres anónimos. Oh, que genialidad. ¡que creatividad!. Sin duda esto es lo que merecemos los lectores.